Generar relaciones de confianza

Generar relaciones de confianza

La confianza es un ingrediente indispensable para generar una relación exitosa en cualquier ámbito. Para ello es importante cuidar tus valores, ética y principios y no dejar de lado ningún punto de la siguiente lista, trabajando así para establecer una relación a largo plazo, basada en la confianza y el respeto mutuo.

Y aplicado a las empresas: sin confianza no hay ventas y sin ventas, no hay negocio.

¿Cómo se generan y mantienen las relaciones de confianza?

  • Cumple tu palabra y tus promesas: sé consciente y consecuente con lo que dices y cúmplelo, pues de ello depende nuestra reputación. Si no pudieras, habla con cada persona implicada, explícaselo y compénsala en caso de ser necesario.
  • Mantén una comunicación constante: hazlo de forma abierta y de manera frecuente. La comunicación directa, exacta y honesta genera confianza.
  • Elimina obstáculos: facilitando así el trabajo en situaciones complejas.
  • Sé honesto y asertivo: no mientas. Prepárate para aprender a decir “no”. Utilizar argumentos sólidos y no opiniones, refuerza el respeto y la confianza de los demás en ti, pues la gente valora que les digan la verdad.
  • Sé ético: hacer las cosas de la manera correcta, incluso en los momentos o en las decisiones más complicadas, genera respeto y confianza en tu integridad.
  • Sé transparente y solidario: compartir objetivos, estrategias, valores y agenda permite que la gente sepa lo que piensas y les ayuda a tener una visión con más perspectiva, lo que redundará en una mayor confianza y seguridad en ti y en tus intenciones. Habla con la cabeza y con el corazón.
  • Sé abierto: ofrece información, sobretodo si se trata de una situación confusa, pues demostrará que no pretendes retenerla u ocultarla.
  • Preocúpate por los demás: aprecia, valora y agradece a la gente con la que tratas. No tengas miedo en hacerlo tantas veces como creas necesario. Demuestra sensibilidad con sus intereses, deseos y necesidades. También debes compartir tus acciones, gustos, hobbies, pues te harán más humano, lo que facilita la empatía y la confianza.
  • Capacita y entrena a otros: Demuestre a la gente que confías en ellos. Guíalas y ayúdalas a encontrar su camino. No les diga qué hacer, mejor pídeles su opinión. Déjales “volar” libres y realiza seguimientos y feedback para mejorar los procesos. Apoya su crecimiento.

“La mejor manera de averiguar si se puede confiar en alguien es confiar en ellos”

– Cita de Ernest Hemingwey.

 

  • Admite errores y debilidades: Somos humanos y como tal, cometemos errores. No hay nada más natural y digno que reconocerlos y admitirlos cuando suceden, pues nos ayudarán a mejorar en el futuro.
  • Céntrate en los aspectos positivos: No castigues los errores. Los errores existen para hacernos mejorar. Analiza por qué se ha producido y busca soluciones e implementa los procedimientos necesarios para que no se repitan estos errores.
  • Manifiesta tus sentimientos: si solo comunicas mediante datos y hechos concretos estás transmitiendo frialdad y distancia. Manifestar nuestros sentimientos nos ayuda a empatizar más con las personas lo que estimula la confianza.
  • Establece relaciones a largo plazo: La confianza necesita de constancia y tiempo para evolucionar y florecer. Es una carrera de fondo, no un sprint.

De hecho, una relación de confianza puede llevar años afianzarla, pero puede perderse en un momento. Y una vez que se pierde la confianza ganada resulta prácticamente imposible volver a recuperarla.

“Aprender a confiar es una de las tareas más difíciles de la vida”

– Cita de Isaac Watts.

 

Evaluación y clasificación de nuestra persona

Continuamente estamos evaluando y clasificando al resto de personas con las que nos relacionamos. De la misma manera ellos lo hacen con nosotros. ¿Y qué es lo que evaluamos? Pues en concreto estas cuatro factores:

  • Qué hacemos
  • Qué decimos
  • Cómo lo haces y dices
  • Nuestra imagen

La clasificación es más sencilla: o eres de confianza (en diferentes grados) o no lo eres. No existen puntos intermedios. Y como dijimos antes pasar del primero al segundo en sencillo, sin embargo pasar del segundo al primero requiere de muchísima más dedicación.

¿Cómo podemos ser clasificados como personas de confianza y mantener dicha relación? Para ello es necesario que toda la información que transmitimos a través de los factores de evaluación, sea coherente entre sí, es decir, que lo que hagamos , digamos, cómo lo hacemos y decimos y nuestra imagen sea consecuente, lógico y coherente. Esto es importante, porque de no ser así, somos capaces de percibir una falta de armonía entre los distintos factores, lo que provocaría una falta de confianza en la otra parte, pues los mensajes que está recibiendo le resultan contradictorios.

Como ejemplo, imaginemos que una persona nos dice que es muy amable, sin embargo te percatas de que no pide las cosas por favor, que no da las gracias, que no practica la empatía fuera de su círculo más cercano… en resumen, que lo que esta persona dice qué hace y lo que hace realmente no es coherente, por lo tanto esa persona está mintiendo, lo que influirá muy negativamente en la confianza que puedas depositar en ella.

Por último, te recomendamos que utilices todos los medios y canales a tu alcance para generar y afianzar las relaciones de confianza. No solo por uso (hay gente que no utiliza Internet, por ejemplo), si no por la confianza de los propios medios y canales. Hay personas para las cuales la televisión tiene mucha más autoridad que Internet, sin embargo para otros es la radio y para otros es un blog. Por lo tanto debes de comunicarte por todos los canales y medios posibles: escritura, vídeo, audio, teléfono, Internet, blogs, webs, videoconferencia, listas de correo, podcast, radio, televisión…. De esta manera podrás llegar a muchas más personas (hay gente que prefiere ver un vídeo, que leer un artículo y otros prefieren un podcast o una conversación) que por un único canal o medio, además de que para algunas de ellas tendrá muchísimas más relevancia por un canal o medio que por otro. Además en determinados canales, también puedes (debes) trabajar el diseño, la imagen y te conviertes en alguien real, no solo un un texto de una web.

Venzo CRM te ayuda a establecer relaciones de confianza con tus clientes

Cuéntanos tu historia

¿Qué te han parecido nuestras recomendaciones para generar una relación de confianza? ¿Conoces o añadirías alguna más? ¿Quieres compartir con nosotros alguna anécdota o comentario relacionado? ¡Cuéntanos tus experiencias generando relaciones de confianza, nos interesa mucho!

GUÍA CON 10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SUPERAR TUS OBJETIVOS DE VENTA

¡SOLICITAR GRATIS!

4 thoughts on “Generar relaciones de confianza

  1. Interesante exposición.
    Escuchar y hacer sentir que nos interesa lo que nuestro cliente tiene que decir, es fundamental para generar confianza, así como mostrar una actitud cercana y sincera: comunicación bidireccional.
    Dar respuesta rápida y directa, ofreciendo credibilidad desde el principio: somos de confianza en el desarrollo de nuestro trabajo y en el entorno profesional en que nos movemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *