Cómo ser mejor vendedor: 10 maneras de formarse de manera continúa en ventas

Cómo ser mejor vendedor: 10 maneras de formarse de manera continúa en ventas

La profesión de vendedor está en continua evolución. Requiere que desarrollemos tanto una serie de valores, como una amplia gama de habilidades. El título de nuestro trabajo indica que somos vendedores, pero una cosa es el título y otra las aptitudes profesionales, pues no siempre van de la mano. El motivo por el que los mejores comerciales mejoran, es porque trabajan continuamente en mejorar. Si queremos mejorar, aquí tenemos una lista de recursos que nos ayudarán a ello.

Leer libros

Siempre ha sido y probablemente siempre será, durante mucho tiempo, una de las mejores maneras de adquirir cultura y conocimientos. No hay mejor relación calidad-precio que un libro. A una media de 25€ y seis horas de nuestro tiempo, podemos adquirir la información, ideas, estrategias y sabiduría que le llevó al autor del mismo, años de su vida descubrir.

Leer blogs de ventas

Hoy en día muchos de nosotros mantenemos blogs de ventas como este. A diferencia de un libro, no tiene coste económico directo leer un artículo de un blog y apenas nos llevará cinco o diez minutos el hacerlo. Además, nos permitirá centrarnos en temas o ramas específicas de las diferentes tipologías de ventas, así como de las distintas metodologías comerciales.

Ver vídeos

Otra fuente, podríamos definir como inagotable, en lo que a contenidos gratuitos se refiere es, por ejemplo, YouTube. Podemos encontrar multitud de vídeos orientados a ayudarnos a entender mejor los diferentes conceptos, ideas y estrategias comerciales. O la historia.

Además, al igual que ocurre con los blogs, podremos focalizar nuestra búsqueda y consumo de contenidos, en temas más afines a nuestro interés, así como en canales o profesionales con mayor reputación o que generen una mayor empatía con nosotros y nuestros valores comerciales.

Cursos de ventas

Debemos invertir en formación, sí o sí. Cuanto más formados estemos, mejores serán nuestros resultados. A medida que nos vuelves más valiosos, ganamos más.

El motivo por el que los mejores continúan mejorando, mientras que otros parecen estancados, es que los primeros trabajan para mejorarse a sí mismos, personal y profesionalmente de manera continúa. Lee libros, ve vídeos, apúntate a cursos y clases –presenciales o remotas–, acude a algunos eventos. Las posibilidades son múltiples, no las dejes pasar.

Relacionarnos con otros vendedores

Si queremos acelerar nuestro desarrollo como vendedores, pocas opciones más prácticas existen que relacionarnos con otros vendedores. Una de las mejores formas de aprender a mantener conversaciones de ventas más productivas es aprendiendo de los demás: cómo se comunican –verbal y gestualmente–, cómo empatizan con el resto, cómo abordan las diversas situaciones, etcétera.

Ahora que no podemos mantener reuniones presenciales ni acudir a eventos comerciales, no pasa nada: también podemos aprender de las llamadas y de las vídeo llamadas de otros compañeros. Y si no tienes compañeros, siempre tendrás las asociaciones comerciales donde podrás relacionarte con mucha gente de tu misma profesión.

Aprender de nuestros clientes

Podemos y debemos aprender de nuestros clientes cómo piensan acerca de su negocio, lo que es importante para ellos, cómo valoran asuntos específicos y cómo toman las decisiones.

Un enfoque de ventas moderno, también significa ayudar a nuestros clientes a tomar consciencia de sus virtudes, de las que quizás no son plenamente conscientes, por lo que conocer mejor su metodología e idiosincrasia nos ayudará a empatizar más con ellos y conocerlos mejor, lo que fomentará las relaciones de confianza.

Estudiar y mejorar nuestros procesos

Si no entendemos el proceso de ventas a través de un embudo de ventas y si no disponemos de las características necesarias para saber dónde estamos nosotros y nuestros potenciales clientes en una conversación, es probable que estemos perdidos.

Y si estamos perdidos, nuestro cliente también lo estará, ya que nosotros debemos orientarle y asesorarle. Si queremos mejorar en ventas, debemos estudias y mejorar nuestros procesos para averiguar cómo podemos ser más efectivo en cada etapa de la venta.

Dominar nuestras técnicas

Debemos disponemos de técnicas y metodologías que nos permitan crear valor, generar interés, promover el consenso, que se formulen preguntas interesantes, superar objeciones, obtener compromisos, presentar soluciones y finalmente llevarnos a una negociación. Descubrir y dominar técnicas y metodologías de negociación y ventas eficaces, nos permitirá ser vendedores más ágiles y eficientes.

No dejar de entrenar y practicar

Como si de un deporte se tratara, la mejor, realmente la única manera, de mantenernos en forma y mejorar parar mejorar como vendedores, es vendiendo. No es posible ser conscientes de los errores que cometemos sin meternos en harina. Y solo conociendo nuestros errores, podremos enmendarlos y poder así afinar nuestros procesos, metodologías y técnicas comerciales.

Al igual que un deportista, cada día, cada semana y cada mes entrenando, permitirá que nuestros resultados mejoren. Y si no lo hacen, debemos buscar un entrenador que nos ayude a corregir lo que estaremos haciendo mal, para continuar mejorando y así poder superar nuestros objetivos como comerciales.

Mantener un diario (o blog) de lo que aprendemos cada día

A veces no somos conscientes de lo que estamos aprendiendo. El acto de reflexionar sobre los eventos, interacciones y resultados que obtenemos a diario, nos ayudará a darle sentido a lo que estás aprendiendo. Escribir sobre lo que observamos y vivimos, nos proporcionará nuevas percepciones y nuevos aprendizajes y nos ayudará a fijar dichos conocimientos en nuestro subconsciente.

Dedicar cinco minutos al día a ser introspectivos, para explorar lo que hemos aprendido o experimentado y plasmarlo en un pequeño diario, mejorará nuestros conocimientos con el paso del tiempo. Ni siquiera es necesario hacerlo público, aunque seguro que tus aprendizajes le resultarían útiles a mucha más gente de la que pensamos.

No importa lo buenos que seamos ahora, si no tener presente que siempre podemos continuar mejorando y que esta capacidad de mejora depende, principalmente, de nuestra voluntad de aprender y mejorar cada día, siguiendo, por ejemplo, los diez puntos anteriormente expuestos.

Y vosotros, ¿qué añadiríais como técnica, truco o metodología para ser un buen vendedor comercial?

GUÍA CON 10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SUPERAR TUS OBJETIVOS DE VENTA

SOLICITAR GRATIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *