Cómo podemos mejorar para vender a distancia

Cómo podemos mejorar para vender a distancia

¿Hemos empezado a perfeccionar nuestras habilidades para mejorar la venta en remoto?

Es decir, nosotros y nuestro equipo de ventas ¿estamos preparados para la inevitable «virtualización» de las ventas, la cual se ha acelerado debido a la pandemia?

Muchos negocios están empezando a pensar en su reapertura, como si nada hubiera ocurrido, sin embargo es evidente que esta crisis está generando un antes y un después, respecto a como vendedores y consumidores estamos interactuando entre nosotros. Muchos hábitos están cambiando y son cambios que han llegado para quedarse y transformar la sociedad.

Esto no es necesariamente algo malo, pero fijándonos en cómo compañías como Twitter, anuncian que a sus empleados se les permitirá trabajar desde casa para siempre, necesitamos estar preparados para el nuevo sistema que se viene, donde cada vez más ventas se realizan de forma virtual, remota, a distancia o como prefiramos decirlo.

Eso significa que nuestra organización, nuestro equipo de ventas y empezando por nosotros mismos como vendedores, debemos empezar a buscar estrategias y técnicas específicas, que nos permitan seguir manteniendo una gestión ágil de las ventas, sin la necesidad de conocer a las oportunidades en persona.

No estamos diciendo que las reuniones en persona se vayan a extinguir, pero sí pensamos que es probable que cada vez más oportunidades y clientes comiencen a preferir reunirse de manera virtual y no de manera presencial, incluso cuando los negocios vuelvan a abrir sus puertas.

Por todo ello, debemos mejorar en las siguientes áreas:

Escribir de manera clara y profesional

Esto puede parecer obvio, pero no debemos disminuir nuestro profesionalismo en la comunicación, solo porque esta se realice a través de texto, por ejemplo mediante un email.

Si como profesionales de la venta nos preocupamos de comunicarnos correctamente de manera oral, debemos de prestar la misma energía a hacerlo por escrito, evitando abreviaturas, faltas de ortografía y prestando especial atención a la semántica y a las estructuras gramaticales.

De la misma manera que existen cursos y talleres para aprender y mejorar nuestra comunicación verbal, también los hay para aprender y mejorar en nuestra comunicación escrita.

Disponer del equipo adecuado para trabajar online

Si estamos utilizando unos auriculares que nos ha prestado nuestro hijo, que producen un audio poco claro, o si estamos trabajando con un ordenador con más de 10 años de antigüedad, que tarda un montón de tiempo en abrir una ventana de videoconferencia, estamos tirando piedras contra nuestro propio tejado.

Nunca se nos ocurriría presentarnos a una reunión con una potencial oportunidad, vestidos o equipados con material viejo o defectuoso que pudiera dar mala imagen o que incluso pudiera entorpecer nuestro trabajo. Pues en remoto tampoco, nuestro equipo debe de estar a la altura de nuestras necesidades: un ordenador competente para las tareas que necesitemos realizar, así como unos cascos, micrófono y una cámara suficientemente profesionales, deberían ser prioridad.

Establecer los hábitos y procedimientos apropiados

Hoy en día disponemos de multitud de aplicaciones tecnológicas que nos ayudarán en estas tareas. Alarmas, temporizadores, recordatorios de tareas y reuniones o calendarios, que pueden sincronizarse automáticamente con otras personas, nos ayudarán a gestionar los compromisos de nuestro día a día, aún estando fuera de la oficina.

De la misma manera, dedicar un espacio concreto como nuestro nuevo lugar de trabajo, es una de las primeras tareas que deberíamos realizar. Y mantener este espacio como si fuera nuestra oficina, es decir que sea cómodo y que esté ordenado.

Solo uniendo en sintonía todos estos puntos, estaremos técnicamente preparados para trabajar desde casa de manera profesional: disponiendo de un lugar apropiado, cómodo y ordenado, en el que poder trabajar con el equipo adecuado, que nos permita establecer nuestros hábitos, rutinas y procedimientos de manera profesional. Todo ello nos llevará a…

Estar preparados para vender online

Algunos vendedores tienen éxito, gracias al contacto presencial con los clientes potenciales. Son especialmente hábiles interpretando su lenguaje corporal, escuchar su tono de voz y generalmente son capaces de manejar mejor la conversación en persona.

Para lo que se viene, debemos de estar preparados para lidiar con el retraso, casi imperceptible, pero incómodo, que Internet puede producir en el audio de una videoconferencia o en un potencial cliente que no quiere utilizar el vídeo, estos elementos pueden hacer que el proceso de ventas sea más desafiante que nunca. Esto podremos mejorarlo gracias a la práctica y a la experiencia, así que podemos entrenarnos entre compañeros, para estar más preparados llegado el momento.

Trabajar de manera virtual significa diferentes cosas, según para qué organización y en cada caso supondrá un conjunto de habilidades diferentes para alcanzar el éxito. Debemos descubrir cuales son las necesarias para nuestro negocio.

GUÍA CON 10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SUPERAR TUS OBJETIVOS DE VENTA

¡SOLICITAR GRATIS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *