Cómo organizarse mejor para vender más

Cómo organizarse mejor para vender más

El trabajo de un profesional de las ventas está influido por varios factores, como en la mayoría de trabajos: la empresa, el entorno y el ambiente de trabajo, las herramientas disponibles, los objetivos y sus condiciones, etcétera. No obstante, también como ocurre en tantas otras profesiones, hay otros factores que también determinarán nuestro éxito o fracaso laboral, como nuestra actitud o nuestra organización y procedimiento de trabajo. En esta ocasión vamos a hablar de esto último: cómo organizarnos mejor para vender más.

Mucho se habla en términos de productividad, de la importancia de disponer de un guión claro desde que comienza la jornada laboral, pero no se habla tanto de que disponer también de un guión bien definido para finalizar el día, puede resultar tan productivo o incluso mucho más que hacerlo solo a primera hora.

En el mundo B2B, la última hora del día nos debería servir para recordar todo el trabajo que hemos realizado ese día, y que nos sirva de base para programar el día siguiente. Crear y mantener un horario es importante para todos, y especialmente importante para que los profesionales de las ventas puedan centrarse en el objetivo principal de vender más.

5 consejos para organizarse mejor al final de la jornada

Repasar el día actual: Repasar las reuniones del día: qué se ha conseguido, qué está pendiente y qué voy a hacer próximamente para allanar la venta. También es el momento adecuado para evaluar las necesidades del equipo comercial: cómo les fue en sus reuniones, y si hay algo que necesiten de mí.

Revisar el día siguiente: Pocas cosas hay tan productivas como comenzar la jornada al día siguiente teniendo perfectamente claro y definido qué se va a hacer. Así que aprovecha en esa última hora del día anterior, para esbozar un guión de la jornada del día siguiente: Preparar las reuniones que va a ver, organizar las llamadas que vas a realizar y tener claro los precios o condiciones que vas a ofertar en cada caso. De la misma manera que vimos si nuestro equipo comercial tuvo necesidades en este mismo día, es el momento idóneo para anticiparnos a las necesidades que puedan surgirles mañana. No hay mejor coordinador de ventas que el que es capaz de anticiparse a las necesidades de su equipo.

Mantener el CRM actualizado: Tanto si se trata de VenzoCRM como de otro CRM, uno de los recursos más valiosos que suelen perderse (por mala organización, falta de procedimiento, compromiso…) son las notas de los comerciales relativas a las negociaciones con las oportunidades, pues nos ayudan en los seguimientos y llamadas posteriores mientras continuemos gestionando dicha oportunidad. Muchas oportunidades que no se cierran en una primera instancia, podrían volver en uno o dos años si no están satisfechos con la solución por la que se decidieron entonces. A los comerciales nos da pereza el trabajo administrativo, pero debemos ser conscientes que la realización y mantenimiento de ese trabajo y esas notas pueden suponer la diferencia entre vender o no hacerlo. Igualmente empuja este trabajo en el resto del equipo tratando de crear un hábito.

Envíe correos electrónicos de seguimiento: No es plan de enviar un correo electrónico todos los días a todas y cada una de las oportunidades, porque eso sería más spam que otra cosa, pero sí que debemos de tener una estrategia de seguimientos por correo electrónico que deberíamos repasar y empujar diariamente. En función de la oportunidad, le escribiremos de manera más continuada o menos y trataremos de resolver sus dudas y miedos. Asegúrate de que el equipo de ventas también realiza estos seguimientos para no desatender a ningún cliente.

Establecer horarios para el correo electrónico: Muy fácil de decir, pero muy difícil de hacer. Pocas cosas menos productivas hay que utilizar el correo electrónico como centro de nuestro trabajo. El correo electrónico es una herramienta más, muy útil y potente bien utilizada, para realizar nuestro trabajo, pero en la mayoría de los casos no debería de ser el centro del mismo. Disponer de una bandeja de entrada limpia, sin correos pendientes, nos permitirá priorizar aquellos correos electrónicos más importantes de aquellos que no lo son, pero lo parecen porque están “no leídos”. Utilizar etiquetas y/o carpetas para ayudarnos a mejorar nuestra organización y productividad es una gran idea. Define horas específicas para atender el correo electrónico, pues estar pendiente de los emails para responder pronto genera confianza en los clientes y potenciales clientes, pero así evitamos estar pendientes de manera continuada, interrumpiéndonos. También existen algunas herramientas externas como Boomerang para Gmail que nos pueden ayudar en estas tareas.

Relacionado: Cómo mejorar mi productividad para superar mis objetivos de ventas.
Recomendado: Empezar el día antes que el resto de Berto Pena

GUÍA CON 10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SUPERAR TUS OBJETIVOS DE VENTA

¡SOLICITAR GRATIS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *