8 razones por las que no deberíamos trabajar en ventas

8 razones por las que no deberíamos trabajar en ventas

Mucha gente busca un trabajo en ventas porque creen que encaja bien con su temperamento y sus cualidades naturales. Creen, erróneamente, que vender es fácil, una creencia demasiado común entre algunos vendedores.

Otros encuentran su camino como vendedores porque tienen amigos, familiares y conocidos en ventas, que ganan mucho dinero por sus resultados y por las comisiones.

Aunque existen muy buenas razones para dedicarse a las ventas, en particular que nos permite mejorar nuestros resultados en todas las demás áreas de nuestra vida, algunas características podrían echar a perder nuestro desempeño en ventas desde el principio, como las que vamos a ver a continuación.

Si alguna de ellas te describe, debes prepararte para mejorar en esas áreas y así tener posibilidades de una carrera exitosa en las ventas.

Creer que vender es fácil

Todos hemos oído hablar de la figura del vendedor nato. Muchas veces continuado con el tópico de «podría vender hielo a un esquimal«. Estamos hablando de personas que podrían vender a sus padres, que son el tipo de personas en las que no queremos convertirnos como vendedores. Vender no es fácil y como en otros empleos se necesitan conocimientos, metodologías, experiencia y aprendizajes para minimizar los errores y conseguir los objetivos, pues nadie nace aprendido.

No disponer de autodisciplina

Un rol de ventas provee más autonomía que la mayoría de los otros roles en los negocios. Sin una fuerte autodisciplina que iguale la libertad que las ventas nos proporcionan, estamos condenados a fracasar. No podemos posponer o negociar con nosotros mismos. En su lugar, tenemos que hacer el trabajo de ventas de manera consistente, sin que nadie tenga que pedirnos, empujarnos, inspirarnos, convencernos o amenazarnos con nuestro trabajo.

Si no podemos mejorar nuestra productividad y hacer nuestro trabajo por nosotros mismos, nuestro desempeño como vendedores será muy complicado.

Tener una actitud pesimista

Vender requiere perseguir muchos diversos objetivos, incluyendo algunos que muchos podrían percibir como negativos. A menudo obtendremos una negativa para una reunión, en otras llegaremos al final de la negociación y perderemos el trato que creíamos que deberíamos haber ganado.

A los pesimistas no les va bien en las ventas por la forma en que perciben y responden a los eventos negativos, ya que en este campo esos eventos y las críticas son parte del juego.

No tener responsabilidad personal

Aquellos con tendencia a culpar a eventos externos o a otras personas por sus problemas, generalmente no disfrutan de las ventas. Su éxito en las ventas es individual, solo suyo. Y su fracaso es debido a otros factores, culpa de otros.

Solo aquellos que estamos dispuestos a ser dueños de nuestras pérdidas, errores y fracasos ganamos el derecho a ser dueños de nuestras ganancias, aciertos y éxitos.

Mostrar temor al conflicto

La naturaleza de la venta requiere estar cómodo con el conflicto. Gran parte del conflicto es de un nivel relativamente bajo, como cuando nuestro cliente desafía nuestra visión del problema, nuestra solución o nuestro enfoque que busca ayudarle a obtener mejores resultados. También nos encontramos con conflictos en torno a la fijación de precios y la negociación de acuerdos que tengan sentido para todas las partes. Pero hay más conflictos, y de mayor seriedad, en torno a la ejecución, especialmente cuando perjudica a nuestro cliente.

Los que estamos dispuestos a rendir cuentas de los resultados, aceptamos los conflictos y nos situamos del lado de nuestros clientes, lo hacemos bien. Quienes evitan el conflicto, no duran mucho tiempo en ventas.

No disponer de interés en los negocios

Si bien es cierto que no se necesita un título en finanzas o negocios para ser un gran vendedor, nos ayudará en muchos escenarios. De hecho, una completa falta de interés en los negocios hará que las ventas resulten mucho más complejas.

Nuestro trabajo consiste en ofrecer a la gente asesoramiento sobre sus negocios, por lo que no podremos asesorar en materia de negocio de manera efectiva, si no disponemos del conocimiento del sector y de la experiencia empresarial necesaria para convencer a nuestro cliente de que nos tome en serio.

Nadie valora el consejo de alguien que sabe menos que ellos.

Tener una pobre imagen de nosotros mismo

No entendido como apariencia física. Hay grandes vendedores que no tienen una apariencia tan canónica como otros, pero lo hacen bien debido a sus características y a sus valores, particularmente la confianza y la seguridad en sí mismos. Cuando necesitamos que los demás crean en nosotros, la primera persona a la que tenemos que convencer es a nosotros mismos.

Lo que sentimos por nosotros mismos contribuye a nuestro éxito o nuestro fracaso en las ventas. Aquellos que creemos en nosotros mismos lo hacemos mejor que aquellos que albergan dudas sobre quiénes son y qué merecen. Es en parte confianza y en parte convicción, y no es algo que se pueda fingir.

Rendirse a la impotencia

Para tener éxito en las ventas debemos tomar la iniciativa y ejercitar fantásticamente nuestras capacidades humanas, una combinación de imaginación y creatividad al servicio de la resolución de problemas.

Lo opuesto a ser ingenioso es rendirse a la impotencia. Esto no solo es perjudicial en las ventas, sino también en cualquier ámbito de la vida.

Solo aquellos que tomamos partido antes de que sea necesario y resolvemos los problemas sin esperar a que alguien nos lo pida, vamos por el buen camino.

Nuestro éxito en ventas es en gran parte el resultado de quienes somos y de cómo nos relacionamos con la profesión de vendedor. Ser vendedor no es para todo el mundo y si caemos en alguno de los errores anteriormente mencionados, expondremos más pronto que tarde nuestras debilidades, responsabilidades y defectos de carácter.

Pero para aquellos que están dispuestos suavizar sus asperezas y crecer siempre es posible mejorar para convertirse en un mejor vendedor.

Si te ha interesado este artículo, también te interesará el que publicamos con 8 actitudes que no te ayudarán a vender.

Venzo CRM es un software diseñado en Galicia que ayuda a los equipos comerciales a superar sus objetivos de ventas.

¿Quieres aumentar tus ventas?

GUÍA CON 10 CONSEJOS PRÁCTICOS PARA SUPERAR TUS OBJETIVOS DE VENTA

SOLICITAR GRATIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *